Cómo investigar femicidios: una guía de GIJN

Print More

El femicidio –el asesinato intencional de mujeres por ser mujeres– es un problema mundial. Según los cálculos más recientes de la ONU, 50.000 mujeres y niñas son asesinadas cada año por sus parejas u otros familiares. Son 137 vidas que se pierden a diario. Esta cifra solo incluye los casos de mujeres asesinadas por un familiar o pareja, no considera los asesinatos selectivos en el contexto de conflictos armados o asesinatos relacionados con la dote. Los expertos afirman que esta data es inferior a la realidad, ya que buena parte de los gobiernos del mundo no reportan los femicidios.

Pero, a pesar de los números, muchas de estas historias no se cuentan. El objetivo de esta guía es ayudar a los periodistas a comprender qué es el femicidio, a encontrar y entender la información disponible y sugerir a cuáles expertos entrevistar.

En términos absolutos, la región con el número más alto de femicidios por parte de la pareja y familiares es Asia, que tuvo un promedio de 20.000 asesinatos por razones de género para el momento en que salió el informe más reciente de la ONU, seguida por África (con 19.000), las Américas (8.000), y Europa (3.000).

Pero al ver las tasas de femicidio en relación con el tamaño de la población, el lugar en el que las mujeres sufren el mayor riesgo de ser asesinadas por su pareja o un familiar debido a su género es África, donde la tasa de femicidios es de 3.1 por cada 100.000 mujeres. En las Américas, la tasa es de 1.6 muertes por cada 100.000, seguido de Oceanía (1.3), Asia (0.9), y finalmente Europa donde la tasa es de 0.7 por cada 100 000.

Desde el Reino Unido hasta Namibia, los Estados Unidos y Turquía, las protestas contra la violencia de género han aumentado en los últimos años, muchas veces detonadas por casos perturbadores.

Definición de femicidio

Para leer los datos sobre el femicidio debes primero saber cómo los definen quienes los recopilan.

Aunque hay varias definiciones del término, las entidades internacionales coinciden en llamar femicidio al “asesinato intencional de mujeres por ser mujeres”.

En 2017, más de 30.000 mujeres fueron asesinadas por su pareja. Eso representa 60% de todas las muertes por femicidio. El segundo grupo más representativo de responsables fueron familiares hombres, quizás el padre, tío o hermano de una mujer, a veces con ayuda de un miembro de la familia femenino. Información repetida en la introducción.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el femicidio se diferencia del homicidio masculino, porque en la mayoría de los casos “involucra abusos continuados en el hogar, amenazas o intimidación, violencia sexual o situaciones en las que las mujeres tienen menos poder o recursos que su pareja”.

El Instituto Europeo para la Igualdad de Género reconoce lo siguiente como femicidio:

  • El asesinato de mujeres como resultado de violencia de pareja por parte de un novio, esposo, exnovio o exesposo.
  • La tortura y asesinato misógino a las mujeres.
  • Asesinato de mujeres y niñas en nombre del “honor”.
  • Asesinato selectivo de mujeres y niñas en el contexto de conflictos armados.
  • Asesinato de mujeres relacionados con la dote.
  • Asesinato de mujeres y niñas debido a su orientación sexual o identidad de género.
  • El asesinato de mujeres aborígenes e indígenas debido a su género.
  • Infanticidio femenino y feticidio por selección del sexo basada en el género. 
  • Muertes relacionadas con la mutilación genital.
  • Acusaciones de brujería.
  • Otros femicidios relacionados con pandillas, crimen organizado, traficantes de drogas, trata de personas, y la proliferación de armas cortas.

Imagen: Captura de pantalla traducida al español. Estudio mundial sobre el homicidio de 2019, Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito. 

Dónde encontrar los datos

Entender los datos

  • Los expertos coinciden que las cifras se quedan cortas, ya que miles de casos pasan desapercibidos o no se reportan como femicidios.
  • Algunos problemas comunes con los datos son: los femicidios no se registran por separado, al levantar información sobre los crímenes no siempre se señala el sexo del asesino. 
  • En muchas áreas rurales no se reportan los crímenes o se hace de forma manual y, cuando la información llega a la sede principal de la policía, se puede manejar mal o perder. En algunos países, los asesinatos a mujeres no se consideran crímenes.
  • Para comparar índices nacionales, verifica cómo se penaliza este delito y cómo se registra en el sistema legal de cada país. Por ejemplo, en algunas partes clasifican como femicidio las muertes por mutilación genital femenina, asesinatos de trabajadoras sexuales femeninas, o los asesinatos relacionados con el género de mujeres y niñas en situaciones de conflicto.
  • Algunos países no usan la palabra femicidio, así que busca el término estandarizado según la Clasificación internacional de crímenes para fines estadísticos (clasificación ICCS, por sus siglas en inglés): “Las mujeres víctimas de homicidio cometido por una pareja o familiar”.
  • Infórmate sobre qué tan bueno o malo es el sistema de recolección de datos. Los que funcionan bien requieren de policías capacitados, al igual que profesionales de la salud. Aparte, deben tener información confiable que distinga y registre el tipo de homicidio, el sexo del autor y la víctima, junto con el motivo y la relación entre ambos.

Recursos para encontrar información

En países con poca información, los activistas y las organizaciones no gubernamentales se han dado la tarea de recopilar datos por su cuenta. Estos son algunos ejemplos:

  • Femicide Watch: el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio representa 40 organizaciones de 22 estados mexicanos.
  • Feminicidio.net: un sitio web dedicado a las noticias que involucran violencia contra las mujeres. También dirige Geofeminicidio, una aplicación en línea para documentar femicidios en España y países iberoamericanos. 
  • Black Femicide: recopila reportajes sobre los asesinatos de mujeres afroamericanas en los Estados Unidos. 
  • Detendremos los femicidios: recopila información relacionada con las muertes de mujeres a manos de hombres en Turquía. Se comparte mensualmente como datos sin procesar.
  • Mapping Femicides: georeferencia las muertes de mujeres asesinadas por una pareja en Australia.

Imagen: Captura de pantalla traducida al español. Estudio mundial sobre el homicidio de 2019, Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

A quién entrevistar

Expertos

  • Organizaciones no gubernamentales.
  • Servicios sociales.
  • Criminólogos.
  • Fiscales.
  • Policías.
  • Activistas feministas.
  • Prestadores de servicios médicos y forenses.
  • Abogados.
  • Académicos.
  • Trabajadores de primera línea.
  • Testigos y vecinos.
  • Personas que trabajan en líneas de asistencia y refugios de mujeres.

Personas no especializadas

  • Familiares y vecinos sobrevivientes. 
  • Sobrevivientes de ataques casi letales.

Los factores de riesgo

Algunos expertos afirman que los femicidios se pueden evitar y que los asesinatos de mujeres por razones de género muchas veces son la culminación de violencia previa. Por eso, tiene sentido ver las estadísticas de violencia de género.

Estos son algunos de los factores de riesgo identificados por la OMS sobre la perpetración y abuso en relación con los femicidios:

  • Vivir en países con desigualdad de género significativa.
  • Hacer vida en un lugar donde se ha reducido el gasto público en salud y educación.

Otros factores de riesgo para la perpetración del femicidio son: 

  • Desempleo de la pareja masculina.
  • Posesión de armas (en especial en Estados Unidos y Sudáfrica, así como en países en conflicto y postconflicto).
  • Amenazas de matar con un arma.
  • Relaciones sexuales forzadas con una pareja. 
  • Abuso de alcohol y drogas por parte de la pareja masculina.
  • Problemas de salud mental de la pareja masculina, sobre todo en casos de femicidio-suicidio.
  • Abuso previo a la pareja.

Factores de riesgo para ser víctima de femicidio: 

  • Embarazo.
  • Abuso previo por parte del perpetrador.
  • Presencia de un niño de una relación anterior (es decir, no el hijo biológico del perpetrador).
  • Distanciamiento de la pareja.
  • Salida de una relación abusiva.

Captura de pantalla. El proyecto colaborativo, Dos veces víctimas: mujeres que pidieron ayuda durante la cuarentena y recibieron indiferencia.

Casos de estudio

Captura de pantalla. #SayHerName, Media Hack y Bhekisisa.

  • #SayHerName (Di su nombre): los rostros de la epidemia de femicidios en SudáfricaMedia Hack y Bhekisisa publicaron un reportaje basado en datos sobre el femicidio, que resaltaba la falta de atención por parte de los medios a este tipo de historias y descubrió que solo 4% de los casos de mujeres asesinadas por razones de género entre 2018 y 2020 salió en las noticias nacionales o locales. Los altos índices de femicidio en Sudáfrica muestran un promedio de siete mujeres al día que mueren a manos de una pareja o familiar. El equipo creó un mapa para ubicar los asesinatos por precinto policial y resaltar las áreas con el mayor número de femicidios.
  • Somos las muertas: una investigación sobre la violencia doméstica realizada por Maclean’s –revista de temas de actualidad canadiense– reveló cómo los sistemas políticos  y los individuos les han fallado a las mujeres y niñas. La historia resalta cómo las mujeres en todos los contextos socioeconómicos pueden recibir abusos y ser asesinadas en sus hogares. Maclean’s sugiere que el término “epidemia” es apto para describir la violencia de la pareja dado el contagio social que puede desatar. En este caso, los niños resultan ser las primeras víctimas colaterales. 
  • Las mujeres de Río Rojo: investigación de la BBC que mostró que las mujeres aborígenes son cuatro veces más propensas a ser asesinadas o desaparecer que cualquier otra mujer canadiense.
  • El periódico dominical hermano de The Guardian, The Observer, está realizando una campaña llamada Acabar con los femicidios. Una de las historias se enfoca en homicidios de mujeres mayores de 60 años. Descubrieron que muchos de esos casos se descartan porque se consideran accidentes y nunca se investigan. Según los datos, la mitad de las víctimas femeninas de la tercera edad son asesinadas por sus hijos, nietos y parientes.
  • Mecánica de un crimen anunciado (en francés): un proyecto de investigación y multimedia de un año de duración realizado por Le Monde sobre los asesinatos de 120 mujeres. 

Captura de pantalla: Mecánica de un crimen anunciado, Le Monde.

Libros

  • Femicide in South Africa (Femicidio en Sudáfrica): Nechama Brodie, una periodista y escritora sudafricana, publicó un libro sobre el femicidio en uno de los países con el índice más alto de homicidios y un índice de femicidios cinco veces más alto que el promedio mundial.
  • Honour Unmasked (Honor sin máscara): la periodista y académica Nafisa Shah resalta en su libro cómo el sistema de justicia estatal y los procesos informales de rectificación están implicados en la violencia relacionada con el honor en la provincia paquistaní Sind.

Tu salud mental

Estas historias son difíciles de cubrir y pueden afectar a periodistas que hayan sufrido traumas. Asegúrate de seguir las buenas prácticas para cuidar tu bienestar mental del Dart Center for Journalism & Trauma.

Hablar con sobrevivientes y familiares es complejo. Debes estar preparado. Revisa los consejos de Marcela Turati para realizar entrevistas relacionadas al femicidio.

Otros recursos

Agradecemos las sugerencias para ampliar este recurso y agregar más investigaciones relevantes de distintas partes del mundo. Por favor, contáctanos a través del sitio web de GIJN. También puedes mandarnos un correo electrónico a: hello@gijn.org

Lecturas adicionales


Nikolia Apostolou Nikolia Apostolou es la directora del Centro de Recursos de GIJN. Durante los últimos 15 años, ha escrito y producido documentales de Grecia, Chipre y Turquía para medios de comunicación, incluidos la BBC, Associated Press, AJ +, The New York Times, PBS, Deutsche Welle, y AlJazeera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *