Configuración de accesibilidad

Tamaño del texto

opciones de color

monocromo color discreto oscuro

Herramientas de lectura

Aislamiento regla

Image: Screenshot, ADS-B Exchange

English

En 2019, GIJN publicó su guía para encontrar y rastrear vuelos alrededor del mundo. Tras la invasión de Ucrania en 2022, que llevó a muchos oligarcas rusos a emigrar junto con sus fortunas, así como los intentos de Elon Musk de bloquear a los bots que rastrean vuelos en tiempo real en Twitter, hemos actualizado esta guía teniendo en cuenta los eventos recientes. GIJN agradece mucho las contribuciones de Emmanuel Freudenthal, periodista independiente y direvctor de Dictator Alert, por actualizar esta guía. 

Rastrear vuelos es una herramienta de investigación invaluable. 

Los periodistas de investigación han utilizado estos datos para descubrir tramas de corrupción, seguir guerras, rastrear a funcionarios gubernamentales y señalar los niveles de gases invernadero emitidos por los vuelos. 

Todos los aviones cuentan con un número de identificación que puede utilizarse para rastrear sus trayectos e identificar a sus dueños. Algunas veces…

Hay información disponible sobre vuelos gracias a organizaciones comerciales y sin ánimo de lucro, que recolectan y ponen a disposición del público una amplia cantidad de datos. Esto hace posible rastrear aviones particulares, vigilar lugares específicos o identificar patrones, entre muchas otras cosas. 

Los trayectos de los vuelos se publican en muchas páginas web. Esto facilita el rastreo básico de vuelos. Sin embargo, se puede obtener información mucho más sofisticada si se analizan los datos brutos con una computadora para detectar patrones y crear alertas. 

Existen muchas complicaciones que pueden impedir seguir un vuelo. Los pilotos pueden apagar sus señales de rastreo. Dependiendo de las leyes nacionales, algunos aviones no necesitan compartir sus coordenadas en algunas áreas. Rastrear aviones militares es particularmente difícil (pero no imposible). En los Estados Unidos, las regulaciones permiten volar anónimamente en jets privados. Y en muchos lugares del mundo, la cobertura del ADS-B (Siglas en inglés de, Vigilancia Dependiente Automática – Difusión) se ve limitada por la escasez de estaciones receptoras. 

La fascinación por rastrear vuelos ha atraído a muchos aficionados (observadores de aviones, llamados “planespotters” o “aficionados de la aviación”), una comunidad dedicada que es una fuente potencial de información para los periodistas. Algunos aficionados de la aviación se instalan cerca de aeropuertos para tomar fotos y videos de aviones inusuales. Incluso existe una página web llamada Airport Spotting que incluye información sobre dónde posicionarse en los aeropuertos del mundo. 

Otros observadores dependen de sus computadoras. Es común rastrear los movimientos de celebridades, ejecutivos y políticos. Algunos vigilan los vuelos en zonas de guerra. 

El trabajo de un observador de aviones en particular generó titulares de prensa cuando hizo enojar a Elon Musk. 

Jack Sweeney, un estudiante de segundo año de la Universidad de Florida Central, creó un bot en Twitter que publicaba sobre el paradero del jet principal de Musk (N628TS). Una de las primeras acciones de Musk como dueño de Twitter fue cerrar la cuenta de Sweeney, de otros planespotters y de la compañía que le proveía los datos. 

Sweeney se trasladó a una cuenta de subreddit (r/ElonJetTracker) y reapareció más adelante en una nueva cuenta de Twitter (@elonjetnextday). Sus publicaciones ahora se publican con 24 horas de retraso para cumplir con la nueva regla de Twitter que prohíbe publicar información sobre la ubicación de otros en tiempo real. 

A principios de febrero, Twitter creó otro impedimento, anunciando que va a cobrar por el uso de su interfaz de programación de aplicaciones (API, por sus siglas en inglés). Muchos aficionados de la aviación publican información por diversión, no para generar ganancias, y tras el anuncio de Twitter predijeron que el nuevo coste reduciría su actividad. 

Foto: Pixabay

Fuentes primarias de información sobre vuelos 

Hay mucha información disponible sobre vuelos en tiempo real, la mayoría de ella gratis.

Las páginas de rastreo tienen distintas características. A menudo, se requiere pagar una cuota o suscripción para acceder al historial de datos, por ejemplo. Sin embargo, el precio para acceder a información básica y otras funciones muy valiosas puede ser bastante bajo (entre $5 y $10 dólares al mes). 

Estos sitios web dependen en gran parte de los fanáticos que han instalado antenas alrededor del mundo. Quienes “alimentan” de información a estos portales con sus antenas tienen acceso gratuito a los niveles más altos de suscripción. 

Nota probono: Algunos sitios de rastreo ayudan a los periodistas y les ofrecen orientación gratuita. No se pierde nada preguntando. También puede ser útil tener en cuenta que algunos sitios tienen grupos de chat y blogs institucionales asociados. 

Aquí hay algunos de los sitios para rastrear vuelos:

ADS-B Exchange: este sitio proporciona información sobre más vuelos que otros servicios de seguimiento de vuelos y, además, no filtra información sobre aeronaves de EE. UU. que han solicitado el anonimato según las regulaciones de EE. UU. (Más sobre esto a continuación). Es posible buscar los vuelos históricos de cualquier avión de forma gratuita. Mira el mapa de seguimiento, luego haz clic o busca cualquier avión. En el panel izquierdo, busca «historial». Las solicitudes de datos sin procesar generalmente son un servicio. Para obtener ayuda con el mapa, mira aquí. En enero de 2023, ADS-B Exchange se vendió a JetNet, lo que preocupó a algunos usuarios, aunque JetNet prometió continuidad.

Icarus Flights – Esta herramienta para rastrear vuelos, creada por la organización sin ánimo de lucro Centro de Estudios de Defensa Avanzados (C4ADS por sus siglas en inglés), utiliza información de ADS-B Exchange y le añade funciones especiales. Por ejemplo, los usuarios pueden monitorear áreas específicas, rastrear los vuelos realizados por aeronaves autorizadas internacionalmente y consultar quién está registrado como propietario del avión. El público general puede acceder a Icarus Flights, pero los investigadores interesados en utilizarlo deben contactar a C4ADS para acceder a sus servicios gratis. 

The OpenSky Network es una asociación sin ánimo de lucro con base en Suiza, que dice tener el conjunto de datos sobre vigilancia a tráfico aéreo más grande de su tipo, porque “guardamos cada mensaje que recibimos de un avión”, según dijo uno de sus voluntarios a GIJN. Al entrar a Aircraft Database, una búsqueda de distintivos de cola mostrará información sobre el registro del avión, una historia de sus vuelos recientes y si está en el aire. La opción Explorer muestra aviones en el aire. También hay un historial de 30 días sobre todos los aviones a los que se hace seguimiento. Otra característica es una lista de todas las alertas de emergencia.

OpenSky está dirigido a académicos y organizaciones sin ánimo de lucro, pero ha ayudado a periodistas que presentan peticiones bien definidas y ha trabajado con medios para generar gráficos “y otras cosas que nos benefician al aumentar nuestra visibilidad”.

Después de que JetNet comprara ADS-B Exchange, surgieron dos sitios más, ambos con muchas menos fuentes de información —y, por lo tanto, menor cobertura (al menos este era el caso a principios de febrero de 2023)— y ambos con la promesa de transparencia.

Estos sitios son: 

Theairtraffic.com — una página creada por Jack Sweeney “y miembros del servidor de Discord Ground Control” con la promesa de “siempre ser abiertos y transparentes”. 

Adsb.fi — “Un rastreador de vuelos creado en comunidad, con más de 500 fuentes de datos en todo el mundo” que promete “acceso abierto y transparente a los datos de tráfico aéreo mundiales”.

Otras fuentes para rastrear vuelos

Muchos servicios ofrecen mapas para seguir los vuelos en tiempo real, muestran gratis los trayectos recientes de los aviones y mucho más. 

Sin embargo, estos servicios de rastreo aceptan peticiones de retirar cualquier aeronave si su dueño lo solicita. Pero su cobertura es mucho mejor que la de ADS-B Exchange en algunas partes del mundo (por ejemplo, en África y Sudamérica). 

Algunas opciones, como la de obtener notificaciones cuando un avión despega y el acceso al histórico de datos de vuelos, cuestan una cuota. 

Entre los otros servicios de seguimiento se encuentran: AVDelphi, Plane Finder, Flight Stats, Plane Mapper, Flight Board, FlightView, OAG, Planeplotter  y Airfleets.

Hay otros sitios dirigidos a viajeros de vuelos comerciales. 

Además, hay algunos sitios especializados muy útiles. Incluidos: 

  • Dictator Alert es un robot de Twitter que rastrea aviones que están registrados a nombre de regímenes autoritarios, y que aterrizan y despegan del Aeropuerto de Ginebra. Los resultados se cuelgan en Twitter y Facebook. El proyecto es administrado por François Pilet y Emmanuel Freudenthal. Pilet es un periodista freelance con base en Suiza, y es el cofundador de la agencia de noticias vesper.media. Freudenthal es un periodista investigativo freelance radicado en África. La lista de aviones rastreados está basada en fuentes públicas y registros oficiales, y usted puede descargar la lista actual como un documento Excel.
  • Bellingcat – Un banco de datos de fuente abierta para rastrear “vuelos destacados desde y hacia los aeropuertos del país, con la intención de comprender mejor las dinámicas recientes y cambiantes en Kazajstán”.

Advisory Circular Bots publica cuando una aeronave está volando en círculos sobre ciudades del mundo, incluyendo Los Angeles, Baltimore, Portland, Minneapolis y Londres.

Las redes sociales también están llenas de aficionados de la aviación que publican sus descubrimientos. Mira en Twitter hashtags como: #aviation, #avgeek, #planespotting, #flight y #MilAvGeek.

Algunas de las cuentas de Twitter más prolíficas son: Evergreen Intel @vcdgf555, Gerjon @Gerjon, Aircraft Spots @AircraftSpots, SkyScanWorld @scan_sky y Avi Scharf @avischarf.

Mira también el canal de Discord de Bellingcat sobre barcos y aviones.

Las bases del rastreo

Los “cazadores de aviones” aficionados, desde las más tempranas épocas de la aviación, han visitado aeropuertos con sus binoculares y cámaras para observar aeronaves. Disfrutan analizar sus marcas distintivas, tomarles fotografías y llevar registros.

Todos los aviones tienen distintivos únicos. Una matrícula alfanumérica indica su país de registro y la identidad específica de la aeronave. Se encuentra cerca a la cola y tiene al menos 12 pulgadas de altura para que sea visible.

El prefijo de la marca son unas pocas letras que identifican el país donde se registró (vea la lista de identificadores de países). Luego hay unos pocos números y/o letras que son específicos para cada aeronave, pero tenga en cuenta que las que pertenecen a fuerzas militares usan sistemas distintos de identificación.

Adicionalmente, todos los aviones tienen otra dirección única, el “código HEX” (a veces también llamado Modo-S). Esta serie de seis letras y números se deriva de las direcciones de 24 símbolos que asigna la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) a los gobiernos.

¿Aparte de un reconocimiento visual, dónde más pueden encontrarse los números de cola? La mejor forma es buscar el nombre en los registros de pertenencia de las aeronaves. También puede usar documentos judiciales y hacer investigación por internet.

También debes tener presentes los “indicativos”. Estos son, más o menos, el nombre con el que el piloto decidió registrar su viaje. En vuelos comerciales, suele tratarse del número de vuelo, como DAL307 para el vuelo 307 de Delta Airlines desde Honolulu hasta Minneapolis. 

Los códigos y números de registro son un elemento clave para descubrir a quién pertenece un avión. En Francia, los indicativos de los aviones privados suelen coincidir con su código de registro. Para los altos funcionarios los indicativos pueden cambiar, como CMR001 para el presidente de Camerún o COTAM001 para el francés.

Russian registered plane tail number flight tracking resource

Un jet Citation mostrando su matrícula con“RA” (registro ruso) en el espectáculo aéreo internacional MAKS en 2019. Imagen: shutterstock

Dificultades para identificar a los propietarios

Con la información de identificación de un avión, en teoría es posible averiguar quién es el dueño.

El identificador único, ese corto código alfanumérico, es específico para la aeronave y también señala el país en el que está registrada. (Vea una lista completa de identificadores por país.)

Hay unos 60 gobiernos en el mundo en los que la información sobre propiedad está disponible, generalmente en “registros” nacionales. Algunos son relativamente fáciles de usar y permiten búsquedas en línea, entre ellos los de Estados Unidos. Para algunos países se puede descargar la información.

La información de los propietarios puede esconderse. En muchos casos, el avión está registrado a nombre de una empresa fantasma o una compañía que alquila aviones, por lo que es necesario investigar más a profundidad para determinar a quién pertenece verdaderamente el avión. En los Estados Unidos, el gobierno permite que los extranjeros dueños de aviones transfieran su titularidad a un representante estadounidense. 

Algunos de los sitios web para rastrear aviones incluyen información sobre a quién pertenece la aeronave, aunque no suelen darse las fuentes de esta información y puede ser necesario pagar para acceder a ella. 

Algunas cosas para tener en mente: 

El dueño de un avión no siempre va a bordo. A veces, alguien más renta el jet o éste va camino a recibir mantenimiento. El despegue de un avión que pertenece a Elon Musk no quiere decir que él se encuentre a bordo. Los “manifiestos” de pasajeros no están disponibles al público, así que identificar quién viaja en cada vuelo es difícil. Para confirmar quién está dentro, se puede investigar con redes sociales o, a menudo, es necesario hacer algo de trabajo periodístico a la antigua.  La observación directa también puede generar resultados y hay muchas personas que trabajan en los aeropuertos y que podrían estar dispuestas a decirte algo. Por otro lado, los pasajeros podrían publicar sus vuelos en Instagram, ofreciendo información sobre sí mismos. 

Dónde encontrar la información de propiedad

Aquí hay algunos recursos con información de propiedad, algunos gratuitos y algunos de suscripción:

Aquí hay enlaces a algunos de los registros nacionales en los que puedes buscar:

Algunas otras posibilidades:

Aeronaves militares y gubernamentales

Aunque la mayoría de las aeronaves militares y gubernamentales pueden ser casi imposibles de seguir, los reporteros han desarrollado historias que describen sus movimientos.

También hay una cantidad sorprendente de información disponible con respecto a jets utilizados por líderes gubernamentales.

Un  estudio académico halló que “más del 80% de las aeronaves militares y el 60% de las aeronaves gubernamentales se filtran por motivos de privacidad, con una importante variación entre países.” El líder de este grupo de seis autores fue Martin Stroheimer, del Departamento de Ciencia de la Computación de la Universidad de Oxford.

Una buena parte de los seguimientos pueden hacerse en los portales que ya se mencionaron, pero más abajo encontrará algunos recursos especializados que resultan interesantes y son ejemplos de buena investigación.

Portales especiales para rastrear vuelos militares

Hay unos pocos portales que se especializan en rastrear vuelos militares.

ADS-B.NL es un portal que se enfoca en rastrear aeronaves militares en el mundo y depende de datos en tiempo real de ADS-B Exchange. Ofrece una variedad de opciones de visualización, con información sobre aeronaves militares de más de 70 países. Vea una explicación del portal hecha por su fundador, Peter Lammertink.

Radarbox permite hacer algunas búsquedas gratis y le permite construir su propio widget, para hacer seguimiento en tiempo real a vuelos. Radarbox bloquea o censura su seguimiento para proteger la seguridad de operaciones militares y la privacidad de ciertos operadores de jet privados.

Scramble tiene bases de datos sobre distintas aeronaves en fuerzas aéreas de Europa, los Estados Unidos, y Canadá, así como algunas en Suramérica, África y Asia. La Sociedad Holandesa de Aviación mantiene el portal y sus foros activos. Scramble también hospeda The Soviet Transport Database.

Planeflightracker se especializa en aeronaves de la OTAN y las fuerzas armadas rusas.

Siga @CivMilAir, y podrá ver a dónde viajan el príncipe Saudi o el vice presidente de los Estados Unidos. (El proyecto es apoyado por un portal donde puede “comprarle una taza de café a CivMilAir” por 3 libras esterlinas.)

GVA Dictator Alert es un robot que sigue aviones utilizados por regímenes autoritarios que aterrizan en el Aeropuerto de Ginebra. Dos periodistas freelance, François Pilet and Emmanuel Freudenthal, administran este proyecto, así como Dictator Alert. Cada hora se activa un código script para comparar los registros que provienen de una antena ADS-B, con una lista de aeronaves registrada a regímenes autoritarios o utilizada regularmente por parte de ellos.

Aircraft Serial Number Search permite hacer búsquedas de aviones militares estadounidenses y es mantenida por el experto Joe Baugher, “una persona obsesionada con los números seriales de aeronaves.” Su portal también tiene una colección sorprendente de Portales de Aviación.

Fotografías

Estos sitios web cuentan con grandes archivos fotográficos de aviones:

Los aficionados de la aviación toman fotografías y videos y los publican en las redes sociales. 

Muchas páginas web de rastreo de vuelos también incluyen fotografías. 

Planespotters.net gallery

Las páginas como planesspotters.net y jetphotos.com ofrecen una amplia variedad de fotografías de aviones privados, comerciales y militares. Imagen: captura de pantalla de planespotters.net

Cómo funcionan los sistemas de rastreo

Una vez estén en el aire, es posible seguir a los aviones de distintas formas. El sistema más reciente, que ha comenzado a adoptarse internacionalmente, provee la información más valiosa.

Tomemos un paso atrás para echar una mirada rápida a los sistemas basados en radares, que se han utilizado durante décadas.

El radar “primario” detecta y mide la posición aproximada de la aeronave utilizando señales de radio reflejadas.

El proceso que apoya el “radar de vigilancia secundario” consta de información que se transmite de vuelta, desde cada aeronave, luego de recibir una señal de radio. La respuesta contiene información de identificación (el código OACI hex) y la altura de la aeronave, pero no aporta información sobre su ubicación. Esta se puede determinar cuando las transmisiones se reciben en múltiples lugares, y se combinan mediante un proceso llamado multilateralización (aquí hay  una explicación más larga con un gráfico.)

Esta información de radar se recoge por parte de los gobiernos nacionales y a veces se hace pública. Más adelante trataremos mejor este tema.

Los aficionados pueden seguir las señales de radar secundarias y aportar información a los proveedores de servicios de rastreo de aeronaves.

ADS-C es un tipo de rastreo satelital y solo se utiliza para los aviones comerciales más grandes. Es importante estar al tanto de esta fuente de información cuando valoramos qué tan bueno es el alcance de los mapas en una página de rastreo de vuelos, porque los aviones rastreados con ADS-C pueden dar la impresión de que la cobertura es mayor de la que en realidad se ofrece. 

Algunos servicios de rastreo subvencionan la instalación de un sistema de ADS-B y ofrecen información gratuita a los rastreadores.

Utilizar la programación para investigar sobre vuelos 

Hay mucho que se puede apreciar utilizando las herramientas públicas en los portales de seguimiento de vuelos.

Estos portales ofrecen interfaces de programación de aplicaciones (API, por sus siglas en inglés) para facilitar el uso de su información. Quizás sea necesario suscribirse para recibir alertas de cuándo despegan aviones específicos.

Los proyectos más ambiciosos necesitarán acceso a datos y refinarlos con programación a la medida. Como ya se dijo, es posible obtener datos por parte de los mejores servicios de seguimiento.

Para trabajar con el alto volumen de datos de tráfico de vuelo, generalmente necesitará cierta experticia con un lenguaje de programación como R o Python, para procesarlo y analizarlo. Si tiene muchos datos, probablemente deba almacenarlos en una base de datos. PostgreSQL es una buena herramienta para ello por su extensión PostGIS, que le permite almacenar los datos como objetos geográficos, y realizar búsquedas espaciales con ellos. Por ejemplo, convirtiendo los datos en bruto de puntos en las detecciones de transpondedor, a líneas que muestran la trayectoria de los aviones.

Peter Aldhous, es un experto en el uso de datos de vuelos para BuzzFeed News, que utiliza datos de Flightradar24.

En el 2016, Aldhous escribió “Spies in the Skies”, un artículo en el que mostraba cómo los aviones operados por el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (DHS) sobrevuelan rutinariamente la mayoría de las grandes ciudades estadounidenses. Luego, con el entrenamiento del algoritmo de datos para los aviones del FBI y el DHS, usó el aprendizaje electrónico para identificar otros aviones espía. (Vea más detalles en esta explicación.)

Peter Aldhous, de BuzzFeed, reportó sobre los aviones del FBI que sobrevuelan las ciudades. Imagen: Cortesía de BuzzFeed

Un experto en el uso de datos de vuelo es Peter Aldhous, anteriormente corresponsal de BuzzFeed News, quien utilizó la información ofrecida por Flightradar24 para una importante investigación. 

En 2016, Aldhouse escribió “Espías en los cielos”, pieza en la cual mostraba aviones operados por el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos que rutinariamente volaban en círculos sobre las mayores ciudades del país. Más adelante, utilizó un programa de inteligencia artificial para identificar más aviones espías, entrenando un algoritmo con datos de las dos agencias. (Para más detalles, puedes ver esta explicación). 

A veces, puedes encontrar programas en GitHub que te ayuden a analizar los datos, pero lo más probable es que necesites saber algo de programación. 

Además, aquí hay una sugerencia práctica de un aficionado de la aviación sobre cómo utilizar ADS-B Exchange: 

Agrupo los códigos de aviones en ADS-Bx utilizando la función “multiple airframes” y guardo el enlace en la pestaña de Favoritos para tener acceso rápido a ella. Esto me da una ventana de 24 horas para saber lo que estos aviones están haciendo. Creo que no hay un límite de cuántos puedes meter en un grupo, pero va a trabar tu computadora si intentas juntar más de, digamos, 500 a la vez. 

Este proceso te ahorra muchísimo tiempo. A lo largo del día, también recolecta códigos que tal vez sólo aparecieron un instante en el radar, probando que estaban en el aire en ese momento, por ejemplo. Esto es importante en áreas donde no hay una buena red de receptores (como Rusia del este, África, etc.).

Trucos para mantener el secreto en Estados Unidos

Los periodistas investigativos de Estados Unidos han explorado cómo algunos dueños han registrado sus jets a través de bancos o fideicomisos para que no los identifiquen.

El gobierno de los Estados Unidos permite que los propietarios extranjeros transfieran sus títulos a un fideicomisario estadounidense. Hay más de 1.000 aeronaves que tienen direcciones en fideicomisos como Aircraft Guaranty Corp. Todos están en Onalaska, Texas, un pueblo que ni siquiera tiene aeropuerto, según reportó WFAA en el 2019.

En una serie llamada Secrets in the Sky, el Boston Globe expuso cuán extendidos estaban los registros disfrazados: “Una investigación de Spotlight Team halló que la laxa vigilancia de la Administración Federal de Aviación, durante décadas, facilita que los narcotraficantes, políticos corruptos e incluso personas que tienen vínculos con el terrorismo registren aviones privados y escondan sus identidades”. La propiedad de más de uno en cada seis aviones registrados en los Estados Unidos no se puede rastrar, según The Globe.

El New York Times reportó cómo una laguna en el registro benefició a un oligarca ruso. (Vea este artículo de Business Jet Traveler, en el que se defiende esta práctica.)

Utilizar derechos de petición en los Estados Unidos para obtener información

Otra manera de obtener datos sobre vuelos en los Estados Unidos es enviar una solicitud a la Administración Federal de Aviación, a esta dirección: 7-awa-arc-foia@faa.gov

Pregunte por el “repositorio TFMS de registros de vuelo para aeronaves con distintivo de cola” (“TFMS repository flight records for aircraft with tail number”) y dé el distintivo de la cola. El TFMS es la sigla en inglés para el repositorio del Sistema de Administración de Flujo de Tráfico. También establezca un marco de tiempo, como “… desde el 1 de enero de 2020 hasta la fecha de cumplimiento de esta solicitud”. Pida que se provea la información en formato electrónico. Los datos que se darán incluyen la información de vuelo que no se puede obtener a través de servicios de rastreo de vuelos, si el dueño ejerció su opción de bloquear la información.

Vea acá un ejemplo de lo que obtuvo el reportero de ProPública, Justin Elliot, para su historia de 2020: Steve Bannon’s Use of Private Jet Linked to Chinese Businessman Could Violate Campaign Finance Law.

Cómo rastrear mensajes de radio – ACARS

Otra manera de rastrear aviones es seguir los mensajes de texto cortos que se envían entre la nave y el control de tráfico aéreo (ATC por sus siglas en inglés). El sistema de transmisión de radio se conoce como ACARS, cuyas siglas en inglés significan Sistema de Comunicación, Direccionamiento e Informes de Aeronaves. (Encuentra aquí un video y una descripción destallada o mira un video menos técnico en este enlace.).

Las transmisiones sin encriptar describen principalmente los planes de vuelo, pero también pueden ser sobre problemas mecánicos. Los mensajes de ACARS fueron ampliamente monitoreados por observadores de la retirada estadounidense de Kabul en 2021.

Interpretar los mensajes es complicado porque muchos están escritos en jerga abreviada. Aquí hay una publicación de blog que proporciona una idea de las abreviaciones, como “ATB: Air Turn Back” —cuando el capitán decide volver al aeropuerto de origen en lugar de continuar hasta su destino—. Este es otro artículo con algunos ejemplos. Probablemente necesites a un experto para descifrar conversaciones largas en ACARS.

Pueden recibirse los mensajes desde tierra o con receptores satelitales y una colección de términos internacional creada por Airframes.IO, cuyas cuentas de twitter son @thebaldgeek y @AirframesIO. Los mensajes ACARS se publican en tiempo real. Pasan a toda velocidad en la página de “Mensajes” pero pueden buscarse después. 

Otro sitio web, LiveATC.net, tiene enlaces que llevan a una retransmisión en vivo de comunicaciones de control aéreo con radio ATC en vivo alrededor del mundo. LiveATC.Net ofrece transmisiones ATC en vivo y grabadas que pueden recuperarse desde su archivo.

Registros de seguridad de aviación disponibles

Los reportes de accidentes pueden ofrecer detalles adicionales sobre quién es el dueño del avión. Las agencias nacionales estadounidenses encargadas de la seguridad aérea pueden divulgar informes de accidentes e inspecciones. 

The Aviation Safety Network (ASN) es una iniciativa privada e independiente, que mantiene una base de datos en línea sobre accidentes y asuntos de seguridad relacionados a aviones comerciales, aviones de transporte militar y jets corporativos. La ASN Safety Database contiene descripciones detalladas de más de 20.300 incidentes, secuestros y accidentes.

Para accidentes en los Estados Unidos, la agencia responsable es la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte. 

Otros informes de agencias estadounidenses, como reportes sobre adquisiciones y contratos, pueden ofrecer posibles fuentes de información sobre aviones gubernamentales. Los archivos del registro de naves aéreas (FAA por sus siglas en inglés) muestran las modificaciones realizadas a los aviones, incluyendo la adición de cámaras con visión nocturna. 

Los países favoritos para registrarse

El registro no tiene que hacerse en el lugar donde vive el dueño del avión, y los aviones se pueden registrar varias veces, a veces con cambios en el número de identificación.

La publicación  Official Guide to Airplane Registration 2019, de Corporate Jet Investor, describe las reglas nacionales sobre registro de aviones, y el portal añade noticias sobre el negocio de la aviación. Algunas de las principales consideraciones son la facilidad de registro, la privacidad y los beneficios tributarios.

La Isla de Man es una jurisdicción muy utilizada para registrar las aeronaves, pues según un informe del International Consortium of Investigative Journalists, provee una forma de escapar a los impuestos de la Unión Europea.

Otros lugares de registro muy utilizados son ArubaBermuda y las Islas Caimán.

El leasing como problema adicional

Cuando un jet se adquiere en leasing, que es una práctica común, resulta casi imposible saber quién está pagando por un vuelo específico.

Esta fue la experiencia del periodista Erdélyi Katalin, del portal investigativo húngaro Atlatszo, cuando comenzó a preguntar con respecto al uso de un jet privado por parte del primer ministro, Viktor Orbán. Su investigación halló que el jet fue registrado en Austria. No se sabe quién pagó por los vuelos, pues el jet es operado por International Jet Management GmbH, una compañía austriaca que se especializa en operar jets de negocios.

GIJN publicó un artículo en el que los reporteros de Atlatszo describen su investigación, “How They Did It: A Private Yacht, a Luxury Jet and Hungary’s Governing Elite.”

Viktor Orbán baja del jet OE-LEM, en el Aeropuerto de Budapest, el 25 de julio de 2018. Foto: Atlatszo / Daniel Nemeth

Países favorecidos para el registro
No es necesario que el registro se realice en el país donde vive el propietario del avión. Además, los aviones se pueden volver a registrar (a veces con cambios en el número de identificación).

CorporateJetInvestor, en su Guía oficial para el registro de aviones 2023, describe las normas nacionales sobre el registro de aviones, y en su sitio web comparten noticias comerciales de aviación. La facilidad de registro, la privacidad y los beneficios fiscales son puntos clave a tener en cuenta.

La Isla de Man es una jurisdicción de registro de aeronaves popular, que proporciona una forma de escapar de los impuestos de la UE, según un informe del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

Otros lugares de registro comunes para esto son Aruba, Bermudas y las Islas Caimán.

Republica nuestros artículos de forma gratuita, en línea o de manera impresa, bajo una licencia Creative Commons.

Republica este artículo


Material from GIJN’s website is generally available for republication under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International license. Images usually are published under a different license, so we advise you to use alternatives or contact us regarding permission. Here are our full terms for republication. You must credit the author, link to the original story, and name GIJN as the first publisher. For any queries or to send us a courtesy republication note, write to hello@gijn.org.

Leer siguiente

Herramientas y consejos para reportear Metodología Noticias y análisis

Cómo gamificar tus investigaciones periodísticas

Si buscas llegar a un público más joven, apuesta por gamificar tu investigación. Los juegos activan la empatía y permiten un mayor impacto en la audiencia. Lee las recomendaciones recopiladas por Katarina Sabados, periodista basada en Vancouver.

when to green light an investigative pitch

Metodología

¿Cuándo dar luz verde a una investigación — o finalizarla?

¿En qué momento debe un editor apartar a un periodista de su actividad habitual para asignarle un proyecto de investigación a largo plazo? ¿Qué información necesita antes de aprobar el coste de un viaje o firmar un acuerdo con otra redacción para una colaboración?