Guía avanzada sobre verificación de contenido de video

Print More

English

Investigadores y periodistas necesitan verificar a menudo el contenido de video generado por usuarios de las redes sociales y plataformas de intercambio de archivos tales como YouTube, Twitter y Facebook. Pero no hay una solución mágica que pueda verificar todos los videos, y algunos pueden ser casi imposibles de verificar, a menos que se adquiera el archivo original de la fuente.

Sin embargo, existen métodos que pueden ayudar a verificar la mayoría de los contenidos, especialmente para garantizar que los videos que muestran noticias de último momento no sean reciclados de incidentes anteriores. Ya existen numerosos manuales disponibles en línea para verificar video, como el Verification Handbook.

Esta guía avanzada incluye algunas técnicas adicionales frecuentemente usadas por el equipo de Bellingcat, así como maneras de sobreponerse a las limitaciones de las herramientas disponibles. Después de leer esta guía, esperamos que no sólo sabrás cómo usar este conjunto de herramientas, sino también cómo ser creativo y evitar callejones sin salida.

Búsqueda inversa de imágenes, defectuosa pero útil

El primer paso para verificar el contenido de video es el mismo que para verificar imágenes: realiza una búsqueda inversa de imágenes a través de Google u otro servicio como TinEye. Actualmente no existen herramientas disponibles de manera gratuita que te permitan realizar una búsqueda inversa de un video completo del mismo modo que con archivos de imagen, pero lo mejor que podemos hacer es buscar fotogramas o capturas de pantalla del video. Las personas que hacen videos falsos raras veces son creativas y con frecuencia vuelven a compartir un video fácil de encontrar sin signos evidentes de que no se ajusta al incidente, como subtítulos de noticias o una pista de audio con alguien hablando un idioma que no se ajusta al nuevo incidente. Debido a esto, es relativamente fácil verificar videos reciclados.

Hay dos formas de realizar esta búsqueda. La primera es tomar capturas de pantalla del video manualmente —lo mejor es que sean del principio o de los momentos clave de la secuencia— y luego subirlas a un servicio de búsqueda inversa de imágenes como Google Images. La segunda es usar las miniaturas generadas por la página de videos, usualmente YouTube.

No hay una manera fácil de determinar qué fotograma se seleccionará automáticamente como miniatura, ya que Google desarrolló un algoritmo complejo para que YouTube seleccione la mejor miniatura cuando se sube un video. (Para obtener más información al respecto, consulte la entrada del blog de Google Research sobre el tema aquí). Tal vez la mejor herramienta para encontrar estas miniaturas es el YouTube DataViewer de Amnistía Internacional, que genera las miniaturas de un video de YouTube y te permite realizar una búsqueda inversa de imágenes con un solo clic.

Por ejemplo, un agregador de YouTube llamado Action Tube recientemente publicó un video que supuestamente muestra un convoy de equipamiento militar en Lituania, pero sin proporcionar ningún material de origen. Además, no hay indicaciones de cuándo fue filmado el video, lo que significa que podría haber sido ayer o hace cinco años.

Si buscamos este video en la herramienta de Amnistía Internacional, encontramos la fecha y hora exactas en que Action Tube cargó el video, junto con cuatro miniaturas con las que podemos realizar una búsqueda inversa para encontrar la fuente original del video.

Ninguno de los resultados nos indica la fuente original. Sin embargo, varios de los resultados en la tercera miniatura apuntan a videos que mostraron esta miniatura en la página alguna vez. Si hacemos clic en estos videos, es posible que no encontremos esta miniatura, ya que los resultados de los videos “a continuación” del lado derecho en una página de YouTube están diseñados para cada usuario. Sin embargo, el video con esa miniatura estaba presente cuando Google guardó los resultados, lo que significa que podemos encontrar este video en la página almacenada en caché.

De nuevo, ninguno de estos cinco resultados es la fuente del video que estamos buscando, pero cuando Google almacenó en caché su instantánea de la página, el video en miniatura de la fuente estaba presente en las páginas de estos videos. Cuando vemos la página almacenada en caché del primer resultado, encontramos la fuente del video publicado por Action Tube, con el título “Enhanced Forward Presence Battle Group Poland Conducts a Road March to Rukla, Lithuania” (Grupo de batalla de Polonia con presencia avanzada mejorada lleva a cabo una marcha hacia Rukla, Lituania).

Ahora tenemos toda la información que necesitamos para rastrear el video original y verificar que el video de Action Tube muestra un despliegue reciente de equipamiento militar en Lituania. Después de buscar el título del video encontrado en la miniatura del resultado de búsqueda, encontramos seis videos subidos. Si los clasificamos por fecha, podemos encontrar la carga más antigua, que sirvió como material fuente para Action Tube.

Esto nos lleva a un video subido el 18 de junio del 2017 (un día antes del video de Action Tube del 19 de junio) por “Maj Anthony Clas”. Este es el mismo video compartido por Action Tube.

Si hacemos una simple búsqueda sobre el usuario que subió el video, vemos que ha escrito artículos para el sitio web del Ejército de los Estados Unidos sobre las actividades de la OTAN en Europa, lo que significa que probablemente sea un oficial de comunicaciones, lo que le da credibilidad adicional a que su video sea la fuente original de Action Tube.

La creatividad es aún más poderosa que los algoritmos

Aunque la búsqueda inversa de imágenes puede evidenciar muchos videos falsos, no es una solución perfecta. Por ejemplo, el video a continuación, que tiene más de 45,000 vistas, supuestamente muestra enfrentamientos entre soldados ucranianos y fuerzas separatistas respaldadas por Rusia cerca de Svitlodarsk en el este de Ucrania. El título se traduce como “Batalla en el área de la saliente de Svitlodarsk en el Donbas (tomado desde la perspectiva de las Fuerzas Armadas Ucranianas)”. Podemos ver muchos disparos de armas y artillería, mientras que los soldados parecen estar riéndose durante el enfrentamiento.

Cuando ponemos la URL del video en la herramienta de Amnistía Internacional, vemos la fecha y hora exactas en que se subió el video, junto con las miniaturas con las que podemos realizar búsquedas inversas.

Al mirar los resultados de la búsqueda, casi todos son del mismo tiempo en que se subió el video, lo que da la apariencia de que el video realmente podría mostrar enfrentamientos cerca de Svitlodarsk en diciembre del 2016.

Sin embargo, el video en realidad es de un ejercicio de entrenamiento militar ruso del 2012.

Aún los usos más creativos de la búsqueda inversa de imágenes en Google y la herramienta de Amnistía Internacional no encontrarán este video original en los resultados, excepto en artículos que describen la desacreditación después de que se difundieron los videos falsos. Por ejemplo, si buscamos el título exacto del video original —“кавказ 2012 учения ночь”, que significa “Kavkaz 2012 entrenamiento nocturno”, refiriéndose a los ejercicios militares ocurridos en 2012— junto con una captura de pantalla del video, sólo encontramos resultados para el video falso de Svitlodarsk. Saber que este video era falso requirió una de dos cosas: familiaridad con el video original o un ojo (u oído) agudo que notara que las risas no correspondían con el supuesto enfrentamiento que estaba sucediendo.

¿Entonces qué debe hacerse? No hay una respuesta fácil, aparte de buscar creativamente.

Una de las mejores maneras de hacerlo es tratar de pensar como la persona que comparte un video potencialmente falso. En el ejemplo anterior, las risas dan una pista de que tal vez esto no sea un enfrentamiento real, lo que lleva a preguntarse bajo qué circunstancias un soldado que habla ruso estaría filmando este incidente y riéndose.

Si quisieras encontrar un video así, ¿qué buscarías? Un video filmado de noche, probablemente, para que hubiera menos detalles identificables. También intentarías buscar videos de enfrentamientos espectaculares, pero no algo fácilmente reconocible por ucranianos o rusos que estén siguiendo la guerra en el Donbas, por lo que buscar videos de ejercicios del ejército ruso, ucraniano o bielorruso podría encajar, a menos que encontraras material de guerra de otro país y le pusieras un audio en ruso. Si buscas las frases rusas para “ejercicios de entrenamiento” y “noche”, este video sería el primer resultado. Si no hubieras podido hallar el video original, la mejor forma de verificar este video sería contactar a la persona que lo subió.

Conviértete en un Sherlock digital observando los detalles

El uso de herramientas digitales para verificar materiales es inherentemente limitado, ya que los algoritmos pueden ser engañados. La gente a menudo usa trucos sencillos para evitar la detección de búsquedas inversas de imágenes: poner el video en espejo, cambiar el esquema de color a blanco y negro, acercar o alejar, etcétera. La mejor manera de verificar esto es observar los detalles para asegurarte de que el entorno en el video es consistente con el incidente en cuestión.

El 19 de septiembre del 2016 llegaron reportes de que el hombre responsable de tres explosiones de bombas en la ciudad de Nueva York y Nueva Jersey fue arrestado en Linden, Nueva Jersey. Algunas fotografías y videos surgieron de diferentes fuentes, incluidos los dos que aparecen abajo, que muestran al sospechoso, Ahmad Khan Rahami, en el suelo rodeado de agentes de policía.

La dirección exacta en Linden, NJ donde fue arrestado no estaba clara, pero era una apuesta segura que estas dos fotografías eran reales, considerando cómo mostraban casi la misma escena desde dos perspectivas. El video incluido a continuación también surgió de un ciudadano local. Claramente el video es real, ya que fue compartido ampliamente en los medios de comunicación durante todo el día, pero ¿cómo podríamos haber hecho una verificación rápida para saber que era real en medio de la situación de noticia de última hora?

Podemos averiguar dónde arrestaron a Rahami bastante rápido con las dos fotografías. En la esquina inferior izquierda de la segunda fotografía, podemos ver un anuncio con cuatro números (8211), junto con fragmentos de palabras como “-ARS” y “-ODY”. También podemos ver que hay una intersección con la autopista 619 cerca, lo que nos permite profundizar en la ubicación con más precisión. Si buscamos un número de teléfono con 8211 en Linden, NJ, obtenemos un resultado para “Fernando’s Auto Sales & Body Work”, lo que completa los fragmentos “-ARS” (CARS, carros) y “-ODY” (BODY, carrocería). Además, encontramos que la dirección de Fernando’s es 512 East Elizabeth Ave en Linden, NJ.

Revisando la dirección en Google Street View nos permite verificar rápidamente que estamos en el camino correcto.

Izquierda: Fotografía del sospechoso siendo detenido en Linden, NJ.

Derecha: Imágenes de Google Street View de la misma ubicación.

Tanto en las fotografías como en el video en cuestión, el clima es el mismo, nublado y húmedo. A los veintiséis segundos del video, el conductor pasa un letrero que dice “Bower St” y otro signo de intersección de la autopista 619, lo que nos da una ubicación geográfica para verificar la ubicación que encontramos en las dos fotografías.

Un rápido vistazo a Google Maps muestra que Bower Street cruza con East Elizabeth Ave, donde el sospechoso fue arrestado cerca del taller de reparación de automóviles (representado por la estrella amarilla).

Si tienes tiempo, puedes ubicar el lugar exacto donde se filmó el video comparando las características en Google Street View con el video.

Si bien parece que hay mucho trabajo involucrado en cada uno de estos pasos, el proceso completo no debería tomar más de cinco minutos si sabes qué buscar. Si no tienes acceso al testigo que proporcionó el material de video del incidente, verificar su material sólo requiere un ojo atento a los detalles y algunas búsquedas en Google Maps y Street View. Verificar los materiales del video debe ser parte de la rutina periodística, así como compartir contenido en las redes sociales, ya que ésta es una de las formas más rápidas en que se difunden las noticias falsas.

Discernir la señal del ruido

Se requiere mucho esfuerzo y habilidad para alterar digitalmente los videos, puesto que se necesita sumar o restar elementos sin dejar de verse naturales. A menudo, los videos se alteran no sólo para eludir a los verificadores de datos, sino para evitar la detección de algoritmos que buscan contenido protegido por derechos de autor. Por ejemplo, las películas, los programas de televisión o los eventos deportivos pueden subirse a YouTube en espejo, de modo que todavía pueden verse (aunque volteados, lo que es un poco molesto) pero evitando violaciones a la Ley de derechos de autor Digital Millennium. La mejor forma de detectar rápidamente si un video se ha puesto en espejo es buscar cualquier texto o número, ya que se verán extraños después de haber sido volteados.

En la siguiente serie de capturas de pantalla, imágenes de un ataque en el aeropuerto Domodedovo de Moscú en 2011 fueron reutilizadas en videos falsos sobre los ataques a los aeropuertos de Bruselas y Estambul. Algunos de los efectos que usaron los falsarios incluyen acercamientos en algunos segmentos del video, la adición de falsas marcas de tiempo y el cambio del esquema de color a blanco y negro. Además, con frecuencia se agregan logos llamativos en la parte superior del video, lo que dificulta aun más la búsqueda inversa de imágenes.

No hay una manera fácil de detectar estos elementos falsos usando herramientas: necesitas confiar en el sentido común y la búsqueda creativa. Al igual que con el video de entrenamiento militar ruso reutilizado como grabación de enfrentamientos recientes, debes pensar en lo que buscaría alguien que estuviera haciendo un video falso para encontrar material de origen. Buscando los términos “explosión en aeropuerto” o “ataque terrorista en CCTV” llegamos al material del ataque al aeropuerto de Domodedovo, obteniendo un resultado mucho más rápidamente que haciendo capturas de pantalla para una búsqueda inversa de imágenes en Google.

No hay soluciones mágicas

Muchos ven los avances tecnológicos como un remedio futuro para las noticias y contenidos falsos, pero es difícil imaginar métodos digitales que sean capaces de descubrir videos falsos y verificar el contenido con total precisión. En otras palabras, la guerra entre desarrolladores y productores semi-creativos de videos falsos está perdida en este momento, a excepción de los estrictos controles para compartir contenido en redes sociales y YouTube. Aunque el conjunto de herramientas digitales es importante para verificar contenido falso, las herramientas creativas son aún más importante.

*

Esta publicación apareció originalmente en el sitio web de Bellingcat y se reproduce aquí con permiso.

Aric Toler ha estado trabajando en Bellingcat desde 2015. Está enfocado en la verificación de medios rusos, el conflicto en el este de Ucrania, la influencia rusa en la extrema derecha estadounidense/europea y en la investigación en curso sobre MH17.

  • Traducción de Héctor Peña para GIJN en Español.
Don't miss a thing

Subscribe to GIJN's email newsletter and get the latest
investigative journalism news, tips and resources delivered to your inbox


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *