Configuración de accesibilidad

Tamaño del texto

opciones de color

monocromo color discreto oscuro

Herramientas de lectura

Aislamiento regla

Artículos

Los retos para el periodismo de investigación en 2020

English

Imagen: Pexels.com

La comunidad global de periodismo de investigación puede estar enfrentando sus desafíos más difíciles hasta ahora, con el aumento del autoritarismo en todo el mundo y líderes que utilizan las redes sociales para dar forma a sus narrativas políticas manipuladoras para intentar controlar a la sociedad. A esto hay que agregarle la lucha permanente por lograr la sostenibilidad y la constante impunidad de los crímenes perpetrados contra los reporteros. Lo que tenemos es mucho trabajo por delante.

GIJN le pidió a periodistas destacados alrededor del mundo que compartieran sus perspectivas sobre lo que viene en el 2020 para la profesión. A continuación, presentamos las tendencias, las fortalezas y los desafíos que le esperan al periodismo de investigación y de datos en el próximo año, así como las nuevas habilidades y enfoques en los que deberíamos estar pensando.

Zaffar Abbas (Pakistán)

Editor, Dawn Newspaper

Observando las tendencias locales y globales mientras trabajo fuera de Pakistán, creo que una tendencia importante que veremos mucho más es el intercambio/filtración de datos por fuentes que sólo están en línea y, aunque no sean anónimas, son difíciles de rastrear y de confirmar su identidad.

Esto representa un serio desafío. Por un lado, las motivaciones de tales filtraciones son sospechosas y sería difícil decidir cuándo investigar más a fondo una historia y hasta qué punto se puede confiar en la información. Por otro lado, si los reporteros en los medios la ignoran, otros la recogerán de todas formas, dada la naturaleza del espacio virtual, que amenaza con hacer irrelevantes a los periodistas que se apegan a los viejos códigos de ética. Se necesita un nuevo código de ética que vaya al ritmo de los cambios tecnológicos y culturales.

La otra, por supuesto, es la creciente influencia de la mentalidad autoritaria, no sólo en los países en desarrollo o en las democracias en evolución, sino también en algunos de los países desarrollados. Los ultranacionalistas de derecha ya ven el libre pensamiento y el periodismo crítico como un gran impedimento para sus políticas, y en mi opinión esto crecerá aún más, perjudicando la libertad de expresión, a menos que sea desafiada con fuerza y colectivamente.

Scilla Alecci (Italia)

Corresponsal Jefe de Asia, International Consortium of Investigative Journalists (ICIJ)

Desde Hong Kong hasta la India, el Líbano y Chile, por nombrar algunos países, la gente ha estado tomándose las calles para exigir el respeto a la democracia y mejores condiciones de vida.

En 2020, los reporteros de investigación de todo el mundo seguirán haciendo su parte también, trabajando juntos para revelar casos de violación de los derechos humanos y cómo los sistemas aumentan la desigualdad y fomentan la polarización. Ya hemos visto ejemplos de ello en 2019, en México, Filipinas y Malta. Sus reportajes seguirán aportando hechos y matices para exponer las injusticias.

Un desafío: como los periodistas de investigación siguen enfrentando amenazas personales, costosos juicios, leyes opresivas y sofisticadas campañas de desinformación, necesitarán encontrar mejores formas de comunicar sus reportajes y conclusiones al público.

Los equipos de investigación en todo el mundo no pueden dejar de pensar en el público. Hay que hacer un esfuerzo necesario allí, reducir la brecha actual entre los medios y los ciudadanos que las grandes figuras del poder, sin escrúpulos, están tratando de manipular para su beneficio personal.

Ying Chan (Hong Kong)

Consultora y estratega de medios

En 2019, el periodismo de investigación en China se expandió a nivel mundial. Muchos medios de comunicación fuera de China se sumergieron en historias sobre temas como el Xinjiang, las corporaciones estatales chinas, y los intentos del Partido Comunista Chino (PCC) de influir en la política de otros países como Australia y la República Checa. Estas investigaciones se han beneficiado de los avances tecnológicos como las imágenes satelitales, la investigación forense digital y el análisis de big data. En 2019, también vimos el surgimiento de informantes que filtraron documentos internos del partido a los medios de comunicación. Estas tendencias se acelerarán en el año 2020: más filtraciones, más investigaciones con tecnología y más temas de investigación.

Mientras que el PCC bajo Xi Jinping continuará apretando el control hacia los medios nacionales, los medios fuera de China aumentarán la cobertura sobre China desde el exterior, a medida que el país expande su influencia política y económica en el extranjero. También veremos el crecimiento de una nueva generación de narradores chinos y «observadores de China» que son en su mayoría jóvenes y conocedores de la cultura y el idioma, que no han sido tímidos en hablar en contra de los prejuicios y las tendencias xenófobas que existen en la cobertura de los principales medios internacionales sobre China. Estos jóvenes expertos cumplirán el papel de “guardianes de los guardianes”.

Dentro de China, el periodismo de investigación en su forma tradicional ha sido silenciado, pero muchos periodistas dedicados continuarán revelando los abusos a través de nuevas formas de expresión como la escritura de no ficción, los podcasts y los temas de nicho.

Reginald Chua (EEUU)

Jefe de operaciones de Reuters Editorial

A medida que la inteligencia artificial/aprendizaje asistido por computadoras se convierte en una parte cada vez más importante del periodismo de datos, vamos a tener que trabajar más duro para explicarle a las audiencias cómo llegamos a las conclusiones que llegamos y por qué deben confiar en el funcionamiento de un algoritmo que tal vez no entiendan completamente.

A modo de analogía, la mayoría de los lectores no tienen una comprensión profunda de las estadísticas, pero generalmente aceptan historias que explican, si un análisis estadístico es robusto y significativo. Todavía no hemos desarrollado un lenguaje o una comprensión amplia del aprendizaje automatizado con las audiencias para que tengan la misma confianza en el análisis que nosotros; eso es algo que será importante a medida que el periodismo de datos se vuelva cada vez más sofisticado.

Rawan Damen (Jordania)

Directora ejecutiva de Arab Reporters for Investigative Journalism (ARIJ)

Los mayores desafíos que los periodistas de investigación continuarán enfrentando y que saldrán a la superficie cada vez más en 2020 son las amenazas digitales y los videos falsos. Los virus, el malware y el phishing serán amenazas diarias. Además, será muy importante detectar los vídeos manipulados.

En cuanto a las habilidades más importantes del 2020 para los periodistas, no hay una, dos o tres habilidades, es el conjunto de habilidades de aprendizaje continuo. El aprendizaje y la experimentación en línea deben ser la norma diaria para los periodistas de investigación. Solíamos pensar que sólo los médicos necesitaban ser aprendices toda su vida. Esto ya no es cierto. También se aplica a los periodistas. Cuando empecé como periodista hace 20 años, la televisión era el rey. Hoy en día, si no sabes cómo trabajar con un desarrollador y un diseñador en tu equipo de medios de comunicación, no puedes sobrevivir. Dentro de unos años, si no desarrollas y diseñas tú mismo, vas a quedarte atrás.

Amr Eleraqi (Egipto)

Cofundador, InfoTimes y Arab Data Journalists Network

En el 2020, los periodistas crearán historias basadas en datos, no sólo utilizando datos numéricos tradicionales y estructurados, sino también extrayendo datos de tweets, documentos e imágenes. Como los reporteros están cada vez más expuestos a los datos, son capaces de extraerlos de fuentes más allá de las fuentes de datos e instituciones públicas y privadas convencionales.

Esto permitirá que los reporteros contribuyan a aumentar la escala de bases de datos abiertos mediante la creación de los suyos propios, aumentando en última instancia la accesibilidad a los datos en las regiones en las que el acceso a los datos y la información en general es limitado.

Henk van Ess (Países Bajos)

Entrenador, Open Source Intelligence

Ahora que la inteligencia de código abierto (OSINT) ha ganado un Emmy, como lo hizo Bellingcat en el 2019, el periodismo ha despertado.

Creo que el 2020 será el año en que los medios de comunicación adopten la OSINT. Las ONG, los bufetes de abogados, la policía y las empresas ya lo utilizan como parte cotidiana de la recopilación de información. Ellos descubren con éxito las historias en los datos filtrando la información que está ahí afuera de forma gratuita.

Este año, The Wall Street Journal y NBC News invertirán en OSINT, al igual que Buzzfeed y ProPublica. La International Fact-Checking Network Red la adoptó, al igual que GIJN con sus temas en conferencias mundiales. Y The New York Times continuará la investigación visual basada en fuentes abiertas.

Si eres capaz de filtrar en las redes sociales y en la web de forma inteligente y barata, tu eficiencia aumenta. En 2020, ningún gerente se va a oponer a eso.

Gustavo Gorriti (Perú)

Fundador y director de IDL-Reporteros

Al pensar en América Latina (creo que es suficientemente global), habrá más investigaciones sobre la corrupción que involucra a los hampones corporativos y a los cleptócratas. Las lecciones aprendidas del caso Lava Jato, aún en desarrollo, serán de gran utilidad para los periodistas con experiencia y que se han formado a la par de esa investigación. También ha habido un tremendo apoyo popular para los periodistas que han hecho avances en el caso, lo que ciertamente será un factor a la hora de considerar la relevancia. Debido a su naturaleza, las redes de colaboración entre periodistas (informales o más estructuradas) serán ciertamente predominantes. La calidad en los trabajos, sin embargo, será desigual.

El crimen organizado en la región más violenta del mundo afecta la vida y el destino de millones de personas en América Latina de una manera cruel. Pero permanece, en gran medida, en la sombra y la información que se publica sobre el tema es muy general y, a menudo, inexacta. Probablemente continúe siendo un gran reto para el periodismo de investigación.

La amenaza de las teocracias criminales, incluyendo las sectas religiosas -en su mayoría pero no únicamente fundamentalistas evangélicos- crecerá a un ritmo acelerado en toda América Latina, ganando terreno político con crudos mensajes de ultraderecha, no sólo borrando la separación entre la iglesia y el Estado sino también actuando en muchos casos como organizaciones criminales, energizadas por la disciplina y el control mental de los miembros de la iglesia. Es una amenaza continental que exigirá los mejores esfuerzos de los periodistas de investigación de alto nivel y trabajando en red.

Los problemas relacionados con el trabajo -que persisten- incluyen: seguridad, sostenibilidad, desinformación y calidad. Además, está el interrogante permanente a una pregunta relevante: ¿Vale la pena arriesgar la vida por el periodismo? En la mayoría de los casos, respondemos sacando una nueva investigación.

Jennifer LaFleur (EEUU)

Editora de datos, Investigative Reporting Workshop, American University

Hemos visto algunos progresos inspiradores en la aplicación de la tecnología al periodismo de investigación en los últimos años. El proyecto China Cables del ICIJ reveló los campos de concentración chinos. Reuters combinó imágenes de drones con mapas y datos para mostrar lo vulnerables que eran los campos de refugiados Rohingya a los monsones.

La colaboración es la clave para muchas de las investigaciones más poderosas que hemos visto en los últimos años y ahora hay más herramientas para hacerlo. Fue fundamental para investigaciones como la de los Panama Papers, pero como lo expresa Marina Walker quien lideró el proyecto en ICIJ, la tecnología también podría ayudar a los reporteros a detectar el lavado de dinero.

Si bien estamos viendo desarrollos emocionantes para el uso de la tecnología, también necesitamos cubrir la forma en que otros la emplean. Los investigadores, los legisladores y las salas de redacción se están enfocando en los algoritmos para estudiar cómo las empresas de tecnología utilizan los datos de manera que pueden ser sesgados o perjudicar a la gente de otras maneras. Se necesita que muchos más de nosotros entendamos la «responsabilidad algorítmica» ya que todos, desde nuestros departamentos de policía locales hasta las compañías de medios sociales, utilizan datos para hacer negocios.

Docenas de países celebrarán elecciones clave en 2020 y la tecnología desempeñará un papel fundamental. En los Estados Unidos, algunas personas inteligentes están pensando en formas de aplicar el aprendizaje automatizado por computadoras para ayudar a los reporteros estadounidenses a cubrir las elecciones. Algunas de esas técnicas podrían emplearse en otros países.

Construir datos cuando no hay datos disponibles seguirá siendo clave para cubrir el cambio climático, los incendios forestales y otras historias ambientales importantes. Las salas de redacción creativas están haciedndo sus propias pruebas o aprovechando los datos de los satélites. La Sociedad de Periodistas Ambientales tiene una lista de consejos para cubrir los temas relacionados con el clima en 2020.

Todas estas herramientas pueden ayudarnos a hacer mejores investigaciones, pero debemos recordar salir de la sala de redacción y hablar con los científicos, otros expertos y las personas directamente afectadas por estas historias.

John-Allan Namu (Kenya)

Cofundador, Africa Uncensored

Es probable que África Oriental sienta los efectos del cambio climático, que afectan a la agricultura, precipitan los desastres naturales y los disturbios. En mi opinión, esta será una mega-tendencia muy importante a observar. El impacto del cambio climático en la salud, específicamente, será clave para reorientar los recursos informativos de los medios de comunicación. Espero que en el año 2020, algunas de las mayores historias de investigación utilicen geo-mapas y visualizaciones de datos de series temporales para establecer el impacto en escala y a lo largo del tiempo.

Se vienen dos años de elecciones, que ya están empezando a afectar a un pilar clave para lograr una información eficaz: la seguridad. Las amenazas directas a los periodistas están aumentando en países como Tanzania, y la intolerancia por la libertad de expresión y el acceso a la información seguirá afectando el trabajo de los periodistas. Se espera que haya más financiación para la instrumentalización de los mensajes políticos – no hemos visto lo último de organizaciones como Cambridge Analytica. Si acaso, África Oriental se ha convertido en un campo de experimentación para la extracción de datos para campañas políticas.

Las habilidades en las que deberíamos pensar no son nuevas o innovadoras; deberíamos enfocarnos en cómo contar la historia de las experiencias de la gente de manera más efectiva.

Paul Radu (Rumania)

Director ejecutivo, Organized Crime and Corruption Reporting Project

Los artefactos del periodismo en el 2020 están a nuestro alrededor y el futuro parece brillante, pero una gran sombra se cierne sobre él.

Creo que el año 2020 traerá más periodismo estilo ad-hoc, cooperación transfronteriza con periodistas que se asocian más a menudo en pequeñas y grandes colaboraciones de investigación. Los ejemplos establecidos en los últimos años, principalmente por el ICIJ y el OCCRP, ahora se replican a escala local, regional y continental, y esto está sirviendo al público de forma adecuada. Estos trabajos serán posibles gracias a las nuevas herramientas que se están desarrollando actualmente tanto en el frente del procesamiento de datos como en el de maneras de hacer la colaboración más segura.

El éxito de estas colaboraciones también traerá consigo un aumento de los riesgos, ya que los periodistas serán desgraciadamente el blanco más frecuente de los bufetes de abogados contratados por personajes malvados, las empresas de «relaciones públicas negras» y la vigilancia del Estado y del crimen organizado.

Mi esperanza es que los equipos de investigación de todo el mundo se preparen un poco más para los ataques cibernéticos y físicos, y creo que estas amenazas sólo aumentarán la solidaridad entre los periodistas de todos los países.

Maria Teresa Ronderos (Colombia)

Directora, Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP)

El mayor desafío para los periodistas este año será lograr que sus historias veraces se destaquen. Las audiencias están sobre-informadas y confundidas, ¡necesitan claridad! Y esto implica tres cosas:

1.Colaboración entre periodistas de diferentes medios y países y con expertos de distintos tipos. Sólo esto nos permitirá lograr que los temas complejos con conexiones globales, sean más comprensibles para la gente.

2.Reconstruir mapas digitales de desinformación en momentos críticos (elecciones, protestas sociales masivas, grandes decisiones públicas) y exponer a aquellos que fomentan la confusión en la opinión pública.

3.Utilizar la tecnología disponible para convocar a los ciudadanos a que nos ayuden a exponer los abusos, compartiendo sus documentos e historias de manera segura o ayudándonos a difundir información sin agendas ocultas.

Estas tres cosas implican mejorar nuestra capacidad de recolectar, extraer y organizar datos, para que podamos descubrir en ellos historias ocultas; y combinarlo con el tradicional tradicional de cultivar fuentes y reportear en el terreno.

Los comentarios de los expertos fueron compilados  por la Coordinadora de Programas de GIJN Eunice Au.

Republica nuestros artículos de forma gratuita, en línea o de manera impresa, bajo una licencia Creative Commons.

Republica este artículo


Material from GIJN’s website is generally available for republication under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International license. Images usually are published under a different license, so we advise you to use alternatives or contact us regarding permission. Here are our full terms for republication. You must credit the author, link to the original story, and name GIJN as the first publisher. For any queries or to send us a courtesy republication note, write to hello@gijn.org.

Leer siguiente

Image: Shutterstock

Enseñanza y entrenamiento Investigación Periodismo de datos

Lecciones aprendidas: 10 errores comunes del periodismo de datos

Expertos señalan la desconexión entre los datos y narrativa, la necesidad de verificar datos anómalos y la importancia de trabajar con equipos multidisciplinarios. Descubre cómo estos desafíos están reinventando al periodismo de datos y qué pasos pueden tomar los medios para abordarlos.