Cómo un equipo editorial experto capacita a los próximos periodistas de investigación en México

Print More
Alejandra Xanic, de Quinto Elemento Lab, cuenta cómo crearon el medio que está revolucionando el periodismo de investigación en México.

Alejandra Xanic, editora general de Quinto Elemento. Foto: Roberto Ornelas. ITESO.

Una organización independiente sin fines de lucro fundada por un equipo de periodistas de investigación está cambiando la forma en que se produce el periodismo de investigación en México y su relevancia para las vidas de los ciudadanos mexicanos.

Creado en 2017, Quinto Elemento Lab trabaja con periodistas para financiar y desarrollar investigaciones, y establece contacto con medios para asegurar un espacio de publicación. El equipo produce y publica también sus propias investigaciones. Además, es un laboratorio de periodismo de investigación que dirige programas de capacitación para periodistas y editores. Algunas de las historias desarrolladas hasta ahora incluyen investigaciones sobre la subestimación de entierros ilegales asociados con un crimenuna crisis en la medicina forense y las historias de personas “desaparecidas” que terminan trabajando para carteles de droga.

México es un lugar peligroso para ser periodista, especialmente para los reporteros de investigación. Cinco periodistas fueron asesinados en 2020, según datos del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, Committee to Protect Journalists) y 36 han sido asesinados desde 2010. La corrupción, confabulación entre funcionarios públicos y grupos de crimen organizado, amenazas y actos de violencia contra los medios, son comunes. El país ocupa el sexto lugar en el Índice Mundial de Impunidad y 143 en el Índice mundial de libertad de prensa.

A pesar de estos desafíos, y como respuesta a ellos, Quinto Elemento Lab busca elevar el estándar del periodismo de investigación en México y defender su rol de responsabilizar a las personas en el poder. Alejandra Xanic, editora general y periodista de investigación galardonada con el premio Pulitzer explica cómo:

¿Por qué creaste Quinto Elemento Lab?

Alejandra: Cuando comenzamos a discutirlo en 2016, observamos que los espacios para realizar reportajes de investigación independiente estaban en riesgo. Marcela [Marcela Turati, miembro fundador] lo llamó las “zonas de silencio”, la impresión de que más y más medios de comunicación estaban absteniéndose de cubrir el tipo de historias que los ciudadanos necesitarían para ayudarse a sortear momentos difíciles.

Observamos años de violencia por parte del crimen organizado; guerras contra las drogas, que realmente cambiaron las vidas de comunidades y regiones completas; y una creciente cantidad de medios y periodistas forzados a silenciarse o evitar los temas más importantes para el público en ese momento.

Las portadas no reflejaban lo que estaba ocurriendo. Hubo enormes casos de abuso de poder por parte de políticos, cargos públicos y corporaciones que no se investigaban minuciosamente o que a los periodistas buscando estas historias les costaría mucho reportar. También muchas organizaciones de medios dependen de la propaganda del gobierno. Los periodistas se encontraban en riesgo profesional y, a menudo, sin lugares dónde publicar.

Nos encontramos con una comunidad muy sólida de periodistas con destrezas de investigación, pero ningún lugar dónde publicar, sin alguien que confiara en sus instintos o sin financiamiento.

¿Cómo es trabajar como periodista de investigación en México en este momento?

A: Se está haciendo más periodismo de investigación que hace cuatro o cinco años. Hay muy pocas unidades de investigación en los medios de comunicación, pero tenemos buenos equipos de periodistas de investigación trabajando. La crisis en los medios solo se ha agravado este año. Las condiciones laborales han empeorado, aunque nunca fueron buenas, con muchos reporteros trabajando por la mitad de su salario o sin remuneración.

Se ha vuelto más difícil en la capital, que fue un oasis para el periodismo de investigación por muchos años. En parte, esto se debe a la política. El Presidente de México tiene una conferencia de prensa todas las mañanas, y casi todos los días hace ataques a la prensa. Que el presidente hable tan fervientemente en contra de la prensa ha provocado arremetidas contra los periodistas. Hemos visto casos de abuso extremo en línea.

Más de 100 periodistas en México han sido asesinados desde el 2000 [la mayoría de estos asesinatos fueron en los años más recientes]. Esta actitud del presidente está creando una atmósfera perjudicial para la libertad de prensa y nuestra capacidad de reportar con confianza y seguridad. Las regiones en las que los periodistas se sienten más amenazados se han ampliado. Tememos más por nuestra seguridad.

A los periodistas los muestran como el enemigo del pueblo y ese es un mensaje muy poderoso. Creo que, en la historia de México, el periodismo no ha servido necesariamente a las personas más que a los políticos, pero también hay mucho periodismo bueno y reporteros increíbles que sirven con total honestidad y rigurosidad.

¿Qué oportunidades hay para los investigadores?

A: El movimiento para la transparencia en México ha generado algunos cambios que revitalizaron e impulsaron nuestra capacidad como periodistas de investigación. Hace unos cinco años era muy difícil averiguar quién era el dueño de una empresa o quién ocupaba un puesto específico, por ejemplo, y ahora esos registros están disponibles.

El periodismo económico en México se parece más a las relaciones públicas. Aparte de reportar sobre bienes y acciones, no ha habido muchos reportajes sobre empresas y su impacto en la vida de las personas. Creo que es por una falta de independencia y la larga tradición de cobertura más orientada a las relaciones públicas de empresas, impulsada por la dependencia de la publicidad que tienen los medios. Los periódicos son muy buenos en cuanto a economía y finanzas, pero falta trabajo por hacer en cuanto a investigar a las corporaciones y personas en el poder.

¿Cómo trabaja Quinto Elemento Lab?

A: Nuestro equipo de editores busca financiamiento para periodistas de investigación en todo el país para apoyar, producir y difundir su contenido. Hacemos un llamado público anual para los proyectos de investigación. Este fue un gran paso para nosotros la primera vez: les pedíamos a los reporteros que compartieran sus secretos.

Alejandra Xanic, de Quinto Elemento Lab, cuenta cómo crearon el medio que está revolucionando el periodismo de investigación en México.

Foto: Captura de pantalla Quinto Elemento Lab.

Desde que comenzamos en 2017, hemos recibido más de 200 candidaturas para proyectos de investigación. Hay una primera ronda de selección y luego un jurado de periodistas de investigación elige los proyectos.

Si tienes éxito con la postulación de tu proyecto, nos convertimos en tu equipo. Te ayudamos a hacer la estrategia, delimitar tu historia y planear cómo reportarla. Tenemos un despacho de investigación que te ayudará a encontrar las pruebas, ya sea creando bases de datos o haciendo análisis, para intentar llegar a la mejor historia posible.

Trabajamos sobre el mejor formato para la historia y buscamos donde publicarlo, si es un medio regional, nacional o internacional. Brindamos el contenido sin costo a nuestros aliados de publicación. Siendo abiertos hemos podido ganar la confianza de medios y editores. Cada vez  buscamos más coproducciones, ya sea trabajando con diseñadores o periodistas en plantilla.

Iniciaste un programa de capacitación para editores que trabajan con investigaciones. ¿Por qué?

A: Los reporteros tradicionalmente trabajan por su cuenta en México. Los editores deciden cuáles historias cubrir y cambian el titular y tu párrafo introductorio pero, por lo general, no se involucran en el proceso periodístico. No hay un historial de editores que sepan cómo trabajar con los reporteros de este tipo de historias.

Nuestro programa de capacitación para editores de investigación actualmente tiene 24 participantes y estará llevándose a cabo hasta septiembre. Queremos hacer esto todos los años. No ha habido capacitaciones para editores y ellos tienen el poder de reflejar buenos estándares.

¿Qué impacto ha tenido Quinto Elemento Lab?

A: Es un excelente momento para el periodismo de investigación en México, en cuanto a la capacidad que hemos desarrollado y la estrategia que estamos implementando para buscar y trabajar con aliados. Está cambiando la manera en que se difunden las historias y eso es emocionante.

Ahora somos capaces de lograr investigaciones más complejas que no verían la luz del día de otro modo, porque son muy complejas o por razones de seguridad. También nos alegra ver un cambio en la mentalidad de los medios más tradicionales. Ahora están dispuestos a aliarse cuando anteriormente solo publicaban lo que se producía internamente.

Nuestro sentido de autonomía es vigorizante. Nuestra agenda, los temas que buscamos vienen de periodistas en la calle. He trabajado en los medios por muchos años y creo que nunca había tenido esta sensación de autonomía o independencia editorial.

¿Cuáles son tus planes a futuro?

A: La parte de “laboratorio” de lo que hacemos es un gran reto, y cómo diseñar y desarrollar las herramientas que usamos para investigar o contar una historia. 

Por ejemplo, en México gran parte de la población vive en situación de pobreza. No están en Twitter, no leen el periódico. Con el laboratorio es emocionante inventar y desarrollar herramientas y maneras de llegar a esos ciudadanos. México todavía es un país muy joven y tenemos mucho trabajo por hacer para lograr que la gente sea perspicaces con las noticias.

Hemos tenido una amplia participación de mujeres y periodistas jóvenes, así como gente que trabaja en regiones donde hacer periodismo es peligroso o más difícil. Más de la mitad de los proyectos de historias vienen de las ciudades, y no de la capital. Nos esforzamos por llegar a periodistas en distintas regiones, pero nos encantaría animar a los periodistas de las comunidades indígenas de México a trabajar con nosotros.

Nos gustaría ver más equipos multidisciplinarios trabajar en investigaciones y esperar que haya más proyectos para la televisión y radio. Nos encanta la tendencia de equipos multifacéticos y también jóvenes periodistas que proponen proyectos de investigación. También vemos más proyectos que necesitan tecnología para que esas investigaciones sean posibles, así que ese es un reto para nosotros. Debemos desarrollar soluciones.

Esta historia fue publicada originalmente por el Reuters Institute y es reproducida aquí con su autorización. 


Laura Oliver es una periodista independiente basada en el Reino Unido. Ha escrito para el Guardian, BBC, The Week, entre otros. Es profesora invitada de periodismo en línea en City, University of London y es estratega de audiencias para redacciones. Puedes encontrar su trabajo aquí.

Leave a Reply

Your email address will not be published.