El arte de la entrevista

Print More

La periodista de EFE Patricia Souza entrevista al presidente boliviano Evo Morales. EFE / David Coll Blanco

English | Русский

La periodista de EFE Patricia Souza entrevista al presidente boliviano Evo Morales. EFE / David Coll Blanco

 

Parte 14 de una serie extraída por GIJN de la Guía para periodistas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio: Cómo cubrir los compromisos de desarrollo para el año 2015 y más allá, publicada por el International Press Institute.

 

La entrevista es una de las herramientas —quizá la más importante— que tenemos como periodistas para obtener información, para ampliar la información que tenemos por otras fuentes, para aclarar hechos y ver las cosas desde diferentes perspectivas.

Usamos la entrevista para ampliar el “quién, qué, dónde, cómo, cuándo y por qué” básico de la recolección de información. Esto es cierto independientemente del área que cubramos: salud, economía, política o cuestiones relacionadas con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Al cubrir cuestiones de erradicación de la pobreza, corrupción, igualdad de género y afectaciones ambientales y de salud, la entrevista es la forma en que se escucharán no sólo las voces de los expertos sino también las de las personas más afectadas por estos problemas. La entrevista es la manera en que la voz de quienes no son escuchados por ser pobres, así como otros afectados por cuestiones de los ODM, llegará a un público más amplio.

Desafortunadamente, muchos periodistas creen que entrevistar es simplemente una cuestión de hacer preguntas y anotar las respuestas. A menudo prestamos poca atención a la habilidad para entrevistar, pero volvernos periodistas verdaderamente eficaces exige que hagamos de nuestras habilidades un arte. Esto sucede con práctica y siguiendo ciertas pautas:

1. Prepara, prepara, prepara

La calidad de la información que obtenemos de nuestra entrevista depende en gran medida de la preparación previa. Es importante conocer antecedentes del tema que estás cubriendo y algo de información básica sobre la persona que vas a entrevistar. Aquí es donde entran los archivos de tu estación o periódico, así como internet y la biblioteca.

Prepara una lista de preguntas o al menos una lista de temas que deseas tocar. Pero no te pegues tanto a tu lista que rompas la siguiente regla del arte de entrevistar.

2. Escucha, escucha y escucha

Haz una escucha activa y trata de estar muy presente durante la entrevista. No te preocupes tanto por mirar tu lista de preguntas que te pierdas algo que dijo la persona que estás entrevistando y que requiere una pregunta de seguimiento.

Especialmente cuando entrevistes a ciudadanos comunes, trata de estar presente y atenta. A menudo están compartiendo su dolor, respeta ese esfuerzo escuchando de manera educada y activa.

3. Pregúntate: ¿qué quiero obtener de esta entrevista?

¿Estás haciendo la entrevista para obtener una cita rápida o un extracto de audio? ¿Estás escribiendo o produciendo un perfil que requiere más tiempo y tal vez varias entrevistas en diferentes escenarios?

Si la entrevista es para radio o televisión, considera si la persona será buena visual o auditivamente en una entrevista. Es buena idea hacer una entrevista previa por teléfono para confirmarlo.

Pregúntate: ¿tengo un enfoque para la entrevista? ¿Tengo un plan?

4. Elige el mejor lugar

Decide si es mejor entrevistar por teléfono (si no necesitas tener calidad de transmisión) o en persona. Algunas personas ocupadas podrían estar dispuestas a hablar contigo por teléfono durante 15 o 20 minutos pero no a una entrevista en persona, porque creen que llevaría más tiempo.

Si puedes elegir, piensa dónde podría ser el mejor lugar para hacer la entrevista. Si estás haciendo esto para radio o televisión, piensa en el ambiente y el nivel de ruido.

5. Haz que la persona entrevistada se sienta cómoda

Algunas personas se callan cuando ven un micrófono o se congelan cuando escuchan la palabra “entrevista”. Si es así, puedes decirles que quieres un momento para “hablar” o para hacerles algunas preguntas.

Haz que la persona se sienta cómoda hablando antes de comenzar la entrevista. Si estás usando equipo de grabación de audio o video, explícale para tranquilizarla.

Hay que ser especialmente sensibles al entrevistar a víctimas o familiares de víctimas, personas que han sufrido algún tipo de crimen o desastre o que viven bajo circunstancias que los ODM intentan abordar. Recuerda que sean las circunstancias que sean, las personas que acceden a una entrevista o a ser fotografiadas no sólo te están dando su tiempo, sino que de alguna manera —como creen algunos grupos indígenas— te están dando un poco de su alma. Hay que tener mucha sensibilidad y agradecimiento con ese regalo y estar muy presentes en el momento de esa entrevista.

Si la persona entrevistada se emociona mucho durante la entrevista, dales un momento para que se calmen. Es bueno hacerles saber que entiendes su situación y que al aceptar la entrevista, otras personas también entenderán su posición.

6. Mantén el control de la entrevista

Comparte el enfoque general de la entrevista con la persona entrevistada, pero por lo general no compartas tu lista de preguntas. La entrevista parecería planeada y forzada.

Nunca pierdas el control del micrófono. No permitas que la persona entrevistada te lo quite de las manos.

Si vas a entrevistar a un funcionario público o a alguien en una oficina, es preferible no hacer la entrevista en un escritorio —intenta ver si hay un sofá u otro acomodo para realizar la entrevista sin que haya un gran símbolo de espacio/poder de por medio.

Otros consejos

Hacer preguntas difíciles

En general es una buena idea comenzar la entrevista con preguntas suaves y no tan controvertidas. A medida que la persona entrevistada se sienta más cómoda, puede ser más fácil plantear temas más difíciles. Puedes formular tu pregunta mencionando a terceros: “Sus oponentes dicen tal y tal cosa… ¿usted cómo responde?”.

La entrevista por correo electrónico

A veces no es conveniente o posible entrevistar a alguien cara a cara, ni siquiera por teléfono, por lo que puedes considerar la posibilidad de hacer una entrevista por correo electrónico. Esto no es ideal, ni como entrevistador ni como entrevistado, ya que se pierden los detalles que se obtienen en una entrevista cara a cara. No hay oportunidad de hacer apuntes u observaciones, lo que significa que se pierden matices o titubeos en una respuesta que pueden ser valiosos.

Práctica, práctica, práctica

El arte de entrevistar puede ser al mismo tiempo lo más simple y lo más difícil de la práctica del periodismo. Sigue perfeccionando tu arte tratando de mejorar cada vez que hagas otra entrevista.

¿Qué preguntas funcionan bien en una entrevista?

  • Pregúntale a la persona su nombre y ocupación desde el inicio.
  • Haz preguntas abiertas que susciten más respuestas que “sí” o “no”.
  • Mantén un tono neutral en tus preguntas.
  • Pide definiciones, ejemplos, anécdotas.
  • Haz las preguntas de las que tu audiencia/lectores quieren saber las respuestas.
  • Haz preguntas cortas y al grano.
  • Haz una pregunta a la vez (no dupliques las preguntas).
  • Prepárate para hacer preguntas de seguimiento y asegúrate de escuchar las respuestas que requieren seguimiento.
  • No hagas suposiciones.
  • Asegúrate de hacer preguntas en lugar de comentarios.
  • No discutas con la persona que estás entrevistando.
  • No trate de cubrir demasiado territorio durante la entrevista. Recuerda tu enfoque.
  • Sé amable, pero persistente. Sigue preguntando hasta que obtengas una respuesta a tu pregunta.
  • Prepara una pregunta de cierre.
  • Después de que termine la entrevista, pregunta si le gustaría agregar algo. (Esto a menudo resulta en un segmento de entrevista muy útil). Pregunta también si recomienda a otras personas para entrevistarlas… y si puedes volver a contactarla en caso de que tengas más preguntas o necesites aclaraciones.

Consejos para entrevistar por correo electrónico

  1. A menudo, cuando me piden que haga una entrevista por correo electrónico, recibo una larga lista de preguntas que para poder responder reflexivamente necesitaría mucho más tiempo del que tengo. Así que si la única opción es una entrevista por correo electrónico, toma en cuenta antes que nada el tiempo de la persona entrevistada y limítate a no más de tres o cinco preguntas.
  2. Identifícate, menciona el nombre de tu organización, hazle saber a la persona entrevistada cómo llegaste a contactarla, cómo encontraste su nombre y contacto. Cuando envíes tus preguntas, pide también la oportunidad de hacer preguntas de seguimiento o aclaraciones si llegas a tener alguna.
  3. Haz saber cuál es tu fecha límite. Haz seguimiento si no has tenido noticias suyas y envía sus preguntas a varias fuentes, especialmente si estás en fechas de entrega.
  4. Una vez que recibas respuesta, haz seguimiento para solicitar aclaraciones si necesitas. Luego envía una nota de agradecimiento con la promesa de mandar el enlace al artículo terminado (asegúrate de hacerlo si lo prometes).
  5. Con la amplia disponibilidad de Skype, prefiero usar esta tecnología para entrevistas telefónicas. Hay varios programas que permiten grabar fácilmente estas entrevistas (asegúrate de que sepan que estás grabando la entrevista). *Aquí puedes ver cómo grabar una entrevista en Skype.
  6. Ya sea que uses teléfono, Skype o internet, prepárate para la entrevista.

María Emilia Martin es una periodista de radio pública pionera y ganadora de más de dos docenas de premios por su trabajo sobre temas latinoamericanos. Comenzó su carrera en la primera estación de radio pública comunitaria operada por latinos en los Estados Unidos. Desde entonces ha desarrollado programas innovadores para la radio pública, como Latino USA de NPR y Después de las Guerras: Central America after the Wars. Ha recibido las becas Fulbright y Knight, tiene una amplia experiencia en periodismo y capacitación de radio en numerosos países de América, como México, Guatemala y Bolivia. Ahora dirige el GraciasVida Center for Media y GraciasVida Productions, con sede en Austin, Texas y Antigua, Guatemala.

Extraído de la Guía para periodistas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio: Cómo cubrir los compromisos de desarrollo para el año 2015 y más allá. Acordados en 2000, los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas comprenden una ambiciosa agenda para mejorar la calidad de vida en todo el mundo, centrándose en cuestiones como la pobreza, la igualdad de género y la educación. Este manual, disponible en cuatro idiomas, ofrece consejos prácticos a los periodistas sobre cómo cubrir estas áreas críticas a medida que nos acercamos al 15º aniversario de los objetivos. Veintiún periodistas de los seis continentes contribuyeron a la guía, incluyendo varios miembros activos de GIJN. Estamos agradecidos con el International Press Institute por el permiso para publicar la serie y con la European Press Photo Agency y la Agencia EFE por el permiso para publicar las fotos que la acompañan.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *