Preguntas incómodas, respuestas difíciles y un debate bien movido en Centroamérica

English

La última vez que estuve en El Salvador terminé tan afectada por las historias de violencia y machismo que sufren las salvadoreñas que escribí una columna de opinión para The New York Times que comenzaba así: “No quiero volver a El Salvador. ” Tuve que tragarme mis palabras y hacerme la valiente para regresar el pasado 13 de mayo al Foro de Periodismo Centroamericano Foro-CAP o a la gran “juntura”, como le dicen los locales. Es una cita obligada para periodistas, escritores y artistas de la región en la que se discuten algunos de los temas más urgentes -y deprimentes- y el papel que el periodismo juega o podría jugar en ellos. Este año las conversaciones giraron en torno a una idea con múltiples significados: sociedades en movimiento.  El Salvador, Nicaragua, Guatemala y Honduras fueron zonas calientes para el periodismo internacional en la década de los ochenta.

La inteligencia artificial requiere de un periodismo sincero

العربية   |  বাংলা  |  中文  | Français  |  Português  |  Русский | English 

Durante algún tiempo, muchas redacciones y agencias de noticias han dejado en manos de los ordenadores las noticias sobre deportes, el tiempo, los movimientos de la bolsa y los resultados empresariales. Sorprendentemente, las máquinas pueden ser más rigurosas y minuciosas que algunos reporteros. Al contrario que muchos periodistas, que a menudo basan sus historias en una sola fuente, los programas informáticos pueden importar datos de varias fuentes, reconocer tendencias y patrones y, mediante el procesamiento de lenguajes naturales, situar dichas tendencias en su contexto, elaborando frases complejas con adjetivos, metáforas y símiles. Los robots pueden informar de manera convincente sobre los sentimientos del público en un partido de fútbol muy reñido. Por culpa de esta tecnología, muchos profesionales del periodismo temen que la inteligencia artificial les deje sin trabajo.